BRASILIA, Brasil, 03 February 2017 /PRNewswire Policy/ — El presidente Michel Temer dijo que las “grandes reformas que necesita Brasil” deben ser enfrentadas “sin rodeos”. En el tradicional mensaje enviado al Parlamento para la sesión solemne de apertura del año legislativo, el mandatario afirmó que el cambio propuesto en las jubilaciones es la prioridad de su gobierno.

“Todos sabemos que el tema es sensible, pero es inevitable. Hoy en día, las cuentas de la Seguridad Social simplemente no cierran, y se impone la realidad demográfica. La reforma es esencial para garantizar las pensiones del mañana, para garantizar un futuro más seguro para nuestros jóvenes”, dijo, reiterando que la propuesta enviada al Congreso es “seria y consecuente”.

Sobre la reforma laboral, Michel Temer dijo que no se eliminarán los derechos «sagrados». Sin embargo, según él, las normas que rigen las relaciones de trabajo tienen que modernizarse y adaptarse a la economía contemporánea.

Crisis carcelaria

Además de citar inversiones en salud, educación y en los programas Bolsa Familia (de transferencia de ingresos) y Mi Casa, Mi Vida (de viviendas populares), Temer también mencionó la crisis carcelaria que enfrenta el país, y señaló que el Plan Nacional de Seguridad Pública, lanzado el mes pasado, involucra a todos los niveles de gobierno, con metas “específicas en áreas prioritarias”.

“La delincuencia en Brasil llegó a una escala inaceptable. No podemos tolerar la banalización de la violencia. Muchas prisiones se han convertido en espacios de barbarie y de libre actividad de la delincuencia organizada. El fenómeno es grave y requiere una respuesta inteligente y articulada”, escribió el mandatario, que no asistió personalmente a la sesión solemne.

Venciendo etapas

Tras abogar por el diálogo y la armonía entre el Ejecutivo y el Legislativo, el presidente hizo críticas al gobierno anterior diciendo que en 2016 “la verdad triunfó sobre el ilusionismo”, y que este año “la confianza triunfará sobre el desánimo”.

“En nuestras trayectorias políticas, luchamos por la democracia y ganamos. Luchamos contra la espiral inflacionaria y logramos una moneda estable. Luchamos por derechos sociales y progresamos. Ahora, estamos luchando contra el descontrol fiscal, contra la recesión, el desempleo. No tengamos ninguna duda de que superaremos esta etapa más.”

El mensaje presidencial fue entregado al nuevo presidente del Congreso, Eunício Oliveira, por el ministro jefe de la Casa Civil, Eliseu Padilha.

Al inicio de la ceremonia, los parlamentarios realizaron un minuto de silencio por la esposa del ex presidente Lula, la ex primera dama Marisa Letícia Lula da Silva, quien tuvo la muerte cerebral declarada ayer (2).

SOURCE Agência Brasil – Empresa Brasil de Comunicação S/A – EBC